La Iglesia reclama ‘respeto’ para los gais: los colegas iraníes de Pablo Iglesias los ahorcan


Lo que de verdad dice la Iglesia Católica sobre los homosexuales

Dicho sea de paso, ayer Pablemos volvió a insistir en la mentira de que la Iglesia envía “al infierno a los gays”, lo cual es mentira. La Iglesia no condena a nadie por su orientación sexual. Son los actos de cada uno, y no la orientación, los que determinan si cae en el pecado o no. Y a diferencia de los amigos iraníes de Pablo Iglesias, que los cuelgan en grúas, la Iglesia pide respeto para las personas de orientación sexual. Y me remito al Catecismo:

“Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.”

Hay que decir este texto no es obra del Papa Francisco, sino que se aprobó durante el pontificado de San Juan Pablo II, y de su proyecto de redacción se encargó una comisión episcopal encabezada por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, que más tarde sería Papa como Benedicto XVI. Por supuesto, esto no significa que la Iglesia apruebe el matrimonio entre personas del mismo sexo o las relaciones homosexuales. Pero no aprobar una conducta no significa odiar a la persona. La Iglesia tampoco aprueba la poligamia y eso no significa que odie a los polígamos.

¿Qué le parecería a Pablemos que un obispo opine sobre sus purgas?

Dicho esto, me pregunto qué dirían en Podemos si un obispo se entrometiese en los asuntos internos de su partido, apoyando a Errejón o denunciando las purgas de errejonistas llevadas a cabo por Pablo Iglesias y los suyos tras el congreso de Vistalegre II. Parece que el laicismo podemita no admite que los obispos e incluso los laicos católicos ejerzamos nuestra libertad de expresión opinando sobre los asuntos que nos afectan en la vida pública, pero a la vez el dirigente del partido morado se mete en los asuntos eclesiales desde la ignorancia y la mala fe, como un elefante en una cacharrería. También me pregunto cómo reaccionaría Pablo Iglesias si un obispo denunciase su condición de presentador en un canal propiedad del Servicio de Radiodifusión de la República Islámica de Irán, un canal cuyas emisiones por TDT fueron prohibidas en España porque dicha emisión “supone la colaboración con personas implicadas en la ejecución de violaciones graves de los derechos humanos, lo que constituye una infracción muy grave”. Hay que recordar que Pablo Iglesias nunca ha dicho nada sobre esos ahorcamientos (tal vez por aquel viejo dicho de no morder la mano que te da de comer). De hecho, en marzo de 2013, sólo un año antes de fundar Podemos, Pablo Iglesias reconoció que se estaba dejando utilizar por Irán para desestabilizar España: “A los alemanes les interesaba poner un tren a Lenin para que desestablizara Rusia. A los iranís les interesa que se difunda en América Latina y en España un discurso de izquierdas porque afecta a sus adversarios.“ ¿Y aún te atreves a hablar sobre respeto a los homosexuales, Pablito? http://www.outono.net/elentir/2017/03/23/la-iglesia-reclama-respeto-para-los-gais-los-colegas-iranies-de-pablo-iglesias-los-ahorcanv/

http://www.outono.net/elentir/2017/03/23/la-iglesia-reclama-respeto-para-los-gais-los-colegas-iranies-de-pablo-iglesias-los-ahorcan/

Anuncios